6 11 2006

Publicado originalmente en noviembre del 2002 con el titulo: ¡Cuánta gente!… conociendo el distrito de Shinjuku.

A las cinco y media de la mañana me desperte, con mucha preocupacion al ver el cielo, pues no sabia exactamente que hora era, el Sol daba la idea de que era mas tarde, pero al encender la Television me tranquilice, eran solo las cinco y media, que extraña forma de amanecer. 

No me quedo otra mas que tratar de dormir otro poquito pero los rayos del Sol me lo impedian, asi que opte por organizar mis cosas y luego ver la Television, uno cree que a estas horas no hay nada en la TV, pero en realidad estaban pasando la Final del Abierto de los Estados Unidos en un canal y por otro un partido de los Marineros de Seattle, un equipo de beisbol americano muy popular entre los japoneses porque tienen a varios jugadores japoneses entre ellos, el mas valioso del 2001, Ichiro Suzuki. 

Tambien revise mis folletos a ver si encontraba algo interesante, pero, tambien tenia que ver que habia planeado para hoy, si bien en mis casos pongo lo principal por enfrente y luego improviso, habia que manejarme como si esto fuera el proceso mas delicado de mi vida. 

A las siete de la mañana sali de mi cuarto y me dirigi a desayunar, en este Hostel el desayuno se incluye con la habitacion y es un desayuno buffet, donde practicamente tome de todo lo que habia para probarlo, con el interes de probar la comida japonesa en un desayuno, que parecia que estaban realizando mas bien la comida, pero eran cosas que habia que empezar a aprender. 

Despues de comer satisfactoriamente subi de nuevo a mi cuarto armado con una lata de Coca-Cola y me dispuse a ver algunos programas en la TV, primero el tenis, luego la novena entrada del partido de Beisbol y luego una serie japonesa muy graciosa, asi llegaron las nueve de la mañana y entonces baje de mi cuarto para esperar una hora un transporte, mientras tanto veia en television un punto de vista de los periodistas japoneses que vieron el atentado de las Torres Gemelas.

Entonces recorde la fecha, 9 de septiembre, el miercoles seria 11. A las diez de la mañana tome un transporte hacia el Aeropuerto de Narita, tenia varias prioridades que hacer. Lo interesante al entrar a este aeropuerto, es que, a diferencia del Aeropuerto de Guadalajara o a la de Estados Unidos, te piden te identifiques al entrar con tu pasaporte.  

Despues de entrar al Aeropuerto, tome un carrito y decidi comunicarme con varias personas, primero envie unos correos a Mexico via Internet y luego me comunique con mi maestra Kimie Nishikawa, quien contesto aparentemente sin mucha sorpresa (a muchos japoneses no les sorprenden las cosas cuando se las anuncias previamente, seria la sorpresa si hubiera hablado desde Mexico), la razon de mi llamada era que ella me ayudaria en algunos aspectos del viaje durante mi estancia en Kyoto pues me ofrecio hospedaje en su casa y su familia estaba contenta de saber que vendria. 

El siguiente paso fue comprar dolares y posteriormente tomar el autobus que necesitaba para ir a Shinjuku, cualquier me hubiera juzgado de loco por no tomar el tren teniendo el pase de tren, pero creo que para mi fue mi mejor idea pues mi deseo era conocer Tokyo desde el autobus (algo que incluso puse en mi itinerario).

Queria tomar fotografias y… un momento, faltan pilas en esta camara, asi que decidi ir por baterias antes de salir del Aeropuerto. Ya con pilas y mi boleto de camion pagado (3 mil yenes= 250 pesos), aborde el camion solo para darme cuenta de una sorpresita inesperada, mi camara no movia el rollo fotografico, era de pronto algo que no habia tomado en cuenta, es mas no sabia, que mi camara estuviera descompuesta y era para mi una noticia catastrofica. 

Dentro del camion, abrumado por la primera baja importante en el viaje, mi camara descompuesta, la camara de video descargada y viendo paisajes tan bonitos durante el camino, y asi fue, durante una hora vi desfilar ante mis ojos lugares impresionantes de las inmediaciones de Tokyo, templos, fabricas, centros comerciales, el parque de Odaiba, Disneylandia (si en efecto hay dos parques Disney en Tokyo, los dos como los que estan en Los Angeles estan juntos y son de dos temas diferentes) me impresiono por primera vez ver un castillo Disney, el puente Arcoiris que cruce en parte donde una cantidad inmensa de edificios me esperaban justo frente a mis ojos. 

Era como una pelicula futurista donde la nave pernoctaba o mas bien era tragada por la cantidad inmensa de edificios, asi llegamos muy pronto a Shinjuku, una parte muy importante de Tokyo donde hay muchisimos comercios y edificios de empresas, aunque tambien me han contado que la vida nocturna de Japon tiene sus pininos aquí, aunque según los folletos el mejor lugar para pasar una noche profunda es Roppongi, pues tiene tantos bares y antros para todos los gustos y nacionalidades, pero bueno, no pude ir, asi que no hablaremos de esto. 

De hecho al bajar del autobus habia una prioridad antes de todo, comprar una camara, pues la camara que traia y que les comentaba antes del viaje, estaba descompuesta, y tenia que comprar otra, en cuanto a las camaras, los unicos articulos de electronica que observe y compre, los precios de las camaras eran variados, ¿acostumbrado a las viejas camaras de 35 mm? Olvidalo, solamente habia camaras Advantix y digitales, el precio minimo era de 5,000 yenes (400 pesos), por una camara Konica de las baratonas, y de ahí para arriba, mi eleccion fue una camara de 10,000 yenes de la misma marca, que, frente a mi camara Kodak, no habia nada que pedir, de hecho tenia funcion de zoom y antireflejante lo cual hacia que mi camara nueva pateara afuera a la camara vieja. La imagen abajo corresponde a la de la tienda donde compre la camara y mi primera foto en el Japon.

Yodobashi Camera Shinjuku - especializado en CamarasPero bueno, fin del problema en cuanto a la camara, pero, el verdadero problema era localizar el Hostel en el que me iba a alojar, y con todo esto tambien tenia que cargas mis dos maletas, mi mochila y la camara de video, ciertamente me dije a mi mismo, “que pesado esta esto, seguramente acabando este viaje tendre hombros de fisiculturista”, y ya mero, de no ser porque comi mas de lo que gaste de calorias en los ultimos dias, pero esos dias consumiria mas calorias que lo que comia. 

La estacion de trenes de Shinjuku es un autentico dolor de cabeza, simplemente hay decenas y decenas de tiendas de recuerdo, restaurantes, joyerias y almacenes (yo creo que no hay maquinitas o juegos de apuestas por respetar el tiempo de los pasajeros), lo peor de todo es que las horas pico son infinitas en Japon, practicamente las estaciones estan llenas de gente todo el dia, sobretodo en Shinjuku (y eso que aun no pisaba Shibuya). 

Buscar el lugar a donde iba era otro problema, los mapas estaban en tipografia kanji y eso hacia aun mas complicada mi busqueda, era cuestion de preguntarle a la gente, muchos de ellos me esquivaban pero otras casi me llevaban de la mano al tren. 

Por fin decidi tomar un tren hacia Yoyogi por JR, solo para darme cuenta al bajarme que el tren habia tomado otro rumbo diferente al que yo buscaba, un policia me dijo que tenia que volver a Shinjuku y tomar otro tren de otra linea (poco despues me di cuenta que solo bastaba con haber caminado unas cuadras en cierta direccion y hubiera llegado en 40 minutos). La imagen abajo corresponde a la estacion de Shinjuku en la linea Yamanote de JR.

Estacion de trenes para la linea yamanote Shinjuku

Las maletas pesaban y estos gastos innecesarios tambien, gastara en el transporte a dos estaciones de Shinjuku 180 yenes de ida y otros 180 de vuelta (30 pesos, y lo peor de todo, hasta que Kimie me enseño a usar mi pase, pude haber hecho esos viajes gratis), volvi a Shinjuku y tome un tren de la linea Odakyu que por fin me llevo a donde deseaba: la estacion de Sangubashi, saliendo de esta estacion me sentia agotado, las mochilas y el intenso calor de ese dia (30° aun estando nublado el cielo) me estaban venciendo, entonces me fui caminando por una calle chiquita, poco a poco, pues mis brazos los sentia cada vez mas pesados y sali hacia una avenida. 

En la avenida camine unas dos cuadras, solo para darme cuenta que tenia que cruzar la avenida por un puente peatonal (oh no, mas escaleras), asi que lo hice a regañadientes y con mucho cansancio, no obstante unos japoneses me veian y me apoyaban (“Gambate, gambate”), hasta que llegue al otro lado, pero aun faltaba mucho para caer desplomado, todavia caminar unos 500 metros y ver por fin la entrada de las instalaciones del National Youth Center (Centro Nacional Juvenil).

Este lugar no es mas que las instalaciones de las Olimpiadas que se realizaron en Tokyo en 1964, el lugar donde me iba a hospedar era la Villa Olimpica, y alrededor de ahí hay muchas cosas, por un lado el templo Meiji del cual les platicare mas adelante, tambien el estadio Olimpico, un Gimnasio multifuncional donde sin duda se celebraban partidos de basketball, vollleyball, gimnasia y muchos otros eventos, cerca de ahí tambien esta el parque de Harajuku donde los fanaticos del visual j-rock, el rock americano y el rock europeo se reunen cada domingo para mostrar sus habilidades y gustos musicales y a 30 minutos de ahí esta el Distrito de Shibuya, lugar donde iria al dia siguiente. 

Volviendo al National Youth Center (NYC), llegue a eso de las dos de la tarde, la recepcion del empleado del Hostel fue muy agria, pues me dijo que abririan a las cinco y no quiso ayudarme para solucionar el problema de mis maletas (viejo sangron), pero bueno, tambien habia otras cosas que hacer, asi que fui a comer, la comida es relativamente barata en un hostel y mas si usas el servicio del lugar (el costo de la comida es de 650 yenes, unos 50 pesos), pues es un buffet, tu tomas el plato que deseas (en este caso Tempura), y luego de ahí tomar los platos que uno quisiera, la verdad estos buffettes me hacian reponer bien mis energias, pues comia en abundancia. 

En ese rato comi solo, pues en unos minutos cerrarian el lugar, pero disfrute de mi almuerzo y de mi soledad por un rato, estaba lo suficientemente cansado como para pensar, asi que solo pense en comer y en ver un poco la television, donde ya estaban transmitiendo un torneo de sumo. 

Despues de comer decidi ir a algun lugar donde no hubiera riesgo de mojarme pues el clima amenazaba lluvia y una lluvia muy fuerte (cerca de las islas del Japon, un tifon azotaba las costas coreanas para esos dias), y me puse a escribir un poco sobre estas experiencias, el lugar para descansar y estudiar era genial, simplemente el ambiente es perfecto para eso, por un lado oyes los cuervos del bosque cercano al templo Meiji, de vez en cuando veias volar varios de ellos o uno bajaba cerca de donde estabas (muy pronto tome la conclusion de que los Sintoistas tienen respeto por estas aves, pues las consideran muy sabias, a diferencia de los budistas y los occidentales que las consideran muy agresivas). 

Por otro lado, la quietud del lugar hacia un ambiente propicio, casi intimo para estar ahí, descansando, a unos metros una japonesa practicaba una flauta tradicional de Oriente, de pronto las lagrimas se iban a mis ojos llenos de emocion, pero tambien era buen momento de sentarse, acostarse o meditar, era un lugar muy pacifico, aunque en ese momento me sentia solo, pues no habia nadie con quien platicar. 

El viento soplaba fuerte esa tarde de septiembre y amenazo toda la tarde con llover, pero era interesante ver a los jovenes platicar en muchos idiomas, pues habia ingleses, chinos y japoneses pasando ese dia. 

Al fin llego la hora de hospedarme y no hubo muchas dificultades, lo mejor de todo fue que me asignaron un cuarto en la planta baja, lo malo, mucho, estaba muy agotado y no queria salir a ningun lado, de hecho por un lado el mal clima y por otro lado el cansancio tan duro que tenia, lo curioso es que lo unico que no sentia en ese dia era dolor de cabeza, solo que mis hombros estaban endurecidos de dolor y los brazos tambien debido a la carga que tenia, habia transpirado demasiado y sentia que me faltaban liquidos. 

Y hablando de liquidos, ciertamente lo que mas hay en Japon son maquinas de vending, o sea, aquellas maquinas que te venden cosas, habia maquinas que te vendian bebidas frias como refrescos, te, café y agua, asi como tambien bebidas energeticas (compuestos alimenticios según me hicieron entender), otras maquinas te venden cigarros, otras maquinas bebidas alcoholicas tales como cervezas y sake, otras sopas ramen, pasteles o bocadillos de microondas y hasta habia maquinas que venden tarjetas telefonicas y en algunos hoteles tarjetas para ver el cable. 

Despues de instalarme en el que seria mi cuarto por ese dia y el siguiente (el checkout lo haria el miercoles), practicamente decidi tomar un descanso y luego tomar un baño (para cuando tome el baño eran las siete de la noche). 

El baño del Albergue de Yoyogi era publico, y practicamente un Onsen, dividido en cuatro baños, dos para hombres y dos para mujeres, dos para gente normal y dos para minusvalidos, indistintamente el orden de los baños podia cambiar si se deseaba, quiza mi preocupacion durante mi baño no era si me veia alguien (total, eso es un aspecto que a nadie debe molestar), sino a que me pudieran robar la llave del cuarto, en el primer baño cometi el error de meterme al baño de los minusvalidos y estaba tan vacio que no me di cuenta de ese detalle, y entonces tome un baño japones (regaderazo, enjabonamiento, regaderazo, alberca de agua caliente, regaderazo), vaya que este tipo de baño es relajante. 

A las ocho de la noche compre un refresco y un pan dulce y acompañe a varios muchachos a ver un pelicula de Dustin Hoffman (Kramer vs Kramer), mientras platicaba con varios de ellos, lo interesante fue leer algunos aspectos sobre Japon, mientras un ingles presumia que no necesitaba tomar del metro. 

Bueno, cosas asi, al terminar la pelicula decidi ir a dormir, eran las 9:50 y practicamente me dormi por casi 9 horas. 

Comentario del escritor: Quiza en esta pagina no se hayan publicado muchas fotos y asi pueda suceder en las siguientes, pero en cuanto se defina el tamaño definitivo de las paginas el lector conocera mas fotos de este magico pais.

Anuncios

Acciones

Information

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




A %d blogueros les gusta esto: