Soledad, un estado mental, una compañera.

9 04 2007

Hace poco recuerdo que en una de mis tantas platicas familiares mi hermano comentaba que, aunque tengamos a mucha gente a nuestro alrededor, uno realmente puede sentirse solo. Esto lo dice a sazon de una ocasion que se enfermo de apendicitis y antes de la anestesia sufria de dolores horribles que le hacian sentirse solo e indefenso mientras los medicos lo preparaban para la apendicectomia.

Y si bien nunca he tenido que experimentar los dolores de la apendicitis he encontrado que efectivamente la soledad no es un estado fisico sino en realidad uno mental. Puedes estar rodeado de toda una multitud en un concierto de rock, en medio de una manifestacion o posando con otras personas para una de esas fotos de desnudos masivos que haran en la capital en los proximos dias y aun asi no tener con quien platicar, en pocas palabras, sientes que estas solo.

Hay veces que la soledad te come, te consume, te causa ansiedad y desesperacion y hace ver las cosas mas dificiles de lo que realmente son, la soledad a veces parece ser una excelente amiga de la depresion y la represion (palabras tan rimables pero tan distintas), pero hay una ironia escondida…, a veces es la mejor aliada.

Evoco mis dias en Japon, donde tuve que vivir solo durante 8 meses, pero no puedo pensar en que haya sido realmente la Soledad que mencione lineas arriba, realmente me sentia solo o solamente estaba solo?

Oh cielos, los he mareado!!!

Sentirse solo no es lo mismo que estar solo…

Y es que puedo afirmar que estuve solo durante mis ocho meses en Japon, esto porque anduve 2 meses en Osaka viviendo en un cuarto con baño y lo necesario para estudiar en el OSIC y otros 6 en Kanazawa viviendo en un pequeño departamento con baño y cocina, haciendo de comer, lavando mi propia ropa y aseando mi propio depa…

Y eso hace que uno no se sienta tan solo, de pronto me sentia mas util y con mas ganas de hacer otras cosas, de hecho para combatir esa sensacion de “que solo se siente aqui” me salia al gimnasio a hacer ejercicio tres veces a la semana y cada que habia convite, pisto o fiesta no desperdiciaba la oportunidad y salia.

Estaba solo, pero no me sentia solo, pues en cierto modo sentia que siempre alguien estaba a mi lado, ya fuera por lo menos el recuerdo de mi familia o el hecho de que mi mente siempre andaba ocupada en algo.

Curiosamente a veces uno necesita la soledad, quiza no tanto como se necesita estar con alguien, pero creanme que a veces estar solo pero no sentirse solo hace que uno sienta algo distinto que la soledad en si… a eso le llamamos Libertad….

Y a veces en estos dias pesados de trabajo y en los dias en que me siento solo evoco esos dias en Japon donde un estudiante ocupado con su investigacion y con sus posts en un foro combatia la soledad interna para hacer mas alegre la soledad fisica que tenia en Kanazawa…

Anuncios

Acciones

Information

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




A %d blogueros les gusta esto: