El Rival mas dificil

25 10 2010

Siempre he tenido en las pocas veces que he hecho deporte un rival dificil a vencer.

Uno que siempre me dijo que era incapaz de intentar hacer ese deporte porque me lastimaria. Pronto le demostre que aun lastimado podia continuar y solo porque ya no rentamos la cancha de futbol rapido pero ya estaba mejorando como defensa de futbol rapido.

Uno que me dijo cuando me lastimaba que era bueno dejar el deporte por la paz, y vaya, solo una vez gano, cuando me dio un feo calambre en una alberca intentando aprender a nadar, pero de ahi no me he rendido, me torci el tobillo jugando basket y lo unico que provoco fue enderezar otra torcedura, me abri la pierna con el pedal de una bici de spinning y me volvi corredor, me tumbo la enfermedad de altura y aun asi termine de subir el Monte Fuji, me raspe feo las piernas buscando ganar balones en el rapido y eso solo me convencio que jugaba bien de defensa.

Uno que me dijo el año pasado que no volveria a hacer actividad fisica porque mi corazon no aguantaria, pero que se ha callado completamente cuando comence a tomar clases de spinning meses despues, luego boxeo y ya pude correr 10 kilometros.

Si, hoy complete 10 kilometros, algo que no hacia hace mucho, seis años para ser exactos. Recuerdo que esa carrera no parecia tan dificil, pues estaba entrenando canotaje bajo techo y logre un 1:06 que me agrado mucho, quise seguir corriendo, pero solo me alcanzo el tiempo para hacer canotaje, despues mucha chamba y abandone esa vida sana de 97 kilos para caer en una vida de escritorio que me hizo pesar 105 kilos y que ceso cuando me fui a Japon.

Correr 10 kilometros esta vez no fue tan facil, actualmente peso mas de 100 kilos, hace 10 meses pesaba 112 kilos, creo que es lo mas gordo que he llegado a estar, tanto que me sorprende ver las fotos de la convivencia de mi empresa en Marzo, cuando ya habia empezado a bajar de peso.

En abril busque como loco un gimnasio de boxeo, lo encontre con trabajos y ahi permaneci toda la primavera, con el calorcito, una dieta muy conservadora (pollo-atun, pollo-atun y repitase hasta que Valeria empezo a vender comida) y el constante entrenamiento me hicieron bajar 5 o 6 kilos mas lo que habia bajado en febrero y marzo.

Entonces me mude a donde vivo actualmente, en la colonia Vasco de Quiroga, encontre un gimnasio y continue con el entrenamiento, aunque ahora a base de pesas, un duro periodo, donde tuve varios accidentes al inicio del verano, algunos provocados al adaptarme a mi extraña pero nueva casa, otras tontamente logradas en el gimnasio o en la cancha de futbol rapido donde siempre jugaba los miercoles.

Era dificil tener entusiasmo, mi rival me decia que era un debilucho que solo gustaba de sufrir golpes, que debia rendirme y volver a mi vida sedentaria de muchos videojuegos y comida chatarra, pero entonces alguien del trabajo me enseño a cocinar, y pronto mi dieta monotona de pollo-atun, se enriquecio con carne de res, verduras y pasta. Y ese amigo tambien me convencio de ponerme a correr, lo veia tan entusiasmado con un accesorio que le puso a su ipod para tomarle el tiempo al correr y la distancia recorrida que pronto quise uno de esos.

Y ahi me tienen comprando tenis y el accesorio para correr, una fuerte inversion, mi rival solo me veia con rencor diciendome que solo derrochaba el dinero en juguetes que no me iban a servir, solo me sonrei a mi mismo, era cuestion de agarrar valor y correr. La motivacion estaba ahi, en los carteles de la cadena de cines, una carrera de 5 kilometros.

Al principio me costo trabajo, no me acostumbraba a respirar bien, mis pies me dolian, pero oia la voz de mi madre que en algun momento me dijo que las cosas se van consiguiendo paulatinamente. Pronto empezaron a verse los resultados, mi juguetito me mostraba carreras de poco kilometraje pero tiempos que iban mejorando.

Llego la carrera de 5 kilometros, con esfuerzos pero con una sonrisa en el rostro hacia menos de 40 minutos para completar la carrera, mi rival me odio mas que nunca sabiendo que habia perdido, entonces me cayo un volante en las manos, una carrera en Leon, entonces decidi anotarme otra motivacion…

¿Correria solo 5 kilometros? Esa era mi pregunta, lo medite mucho, ¿valdria la pena gastar mucho dinero para ir a Leon y correr solo 5 kilometros? Entonces resolvi entrenar para correr 10 kilometros.

El esquema era mas dificil pero nunca imposible, poco a poco aumente mi kilometraje, un domingo ya estaba corriendo 6.5 kilometros, otro dia en Guadalajara me cole a una carrera y corri 7 kilometros…

Entonces mi rival aparecio y empezo a presionarme, ¿no crees que el tedioso nuevo proyecto en el que entraste te va a hacer imposible la idea de que corras la carrera? Te va a tener trabajando horas extras, quiza noches enteras. Los temores ahi estaban y en mis corridas de 8 y 9 kilometros lo resintieron mis pies, en ambas carreritas mis pies me imploraban que parara, pero solo les daba el breve descanso que implicaba caminar, aun asi sentia la presion muy fuerte sobre mi.

La angustia y la ansiedad parecian vencerme, pero el miercoles pasado senti esperanzas al ver que mis pies se sentian ligeros para vencer 5 kilometros, con mal tiempo, pero bien corridos, luego 3 kilometros a buena velocidad, me senti listo entonces para afrontar el reto.

El dia de la carrera: el frio me agarro desarmado y mi lengua temblaba cada vez que abria la boca, pero conforme trotaba en el calentamiento me sentia mejor, no se, pero creo que trote mas en esta carrera que en otras, y mi rival me preguntaba si eso no me agotaria.

La carrera comenzo, yo decidi seguir mi paso, veia a todas esas personas correr para hacer un gran tiempo, quiza eso me podia desanimar, pero yo no venia a ganarles a ellos sino a mi rival, que constantemente me decia lo cansado que estaba, que me tentaba a hacer trampa, a detenerme, incluso a decir que tan adolorido estaba mi tobillo al torcerme en el kilometro 7.5, la respiracion la perdia en momentos, pero seguia, mis pies querian entumirse, pero corri de puntitas y senti que tenia alas de pronto.

Al kilometro 8 mi rival se habia ido, ahora era cuestion de combatir el objetivo, vencer el 1:10 que debia correr, asi que aprete el paso, la euforia por terminar casi hace que reapareciera mi rival, pero faltando algunos metros acelere para nunca frenar, era hora de vencer al tiempo y a mi rival.

Por pocos segundos pero quede abajo del 1:10, mi rival sigue furioso, pero ahi estoy, gritando extasiado el fin de la carrera, habia ganado.

TE HE GANADO!!!!

Despues de un año y seis meses de que me habia dado un golpe casi fatal, hoy he ganado y mi rival debe estar tramando algo para intentarme vencer antes de noviembre, ¿el cambio de horario? ¿el frio? ya veremos…

¿Les he dicho que ese rival tan dificl de vencer es el gordo que veo al espejo a diario? Lo veo cada vez mas flaco… ojala sea por el ejercicio que le he hecho que haga…

Anuncios

Acciones

Information

One response

25 10 2010
Villi

Vientos mi estimado Travs, esa es la actitud!
espero algún día tener tu constancia y rifarme como tu.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




A %d blogueros les gusta esto: